¿De que se trata la terapia holística?

La Terapia Holística

Muchas veces nuestra potencia está bloqueada o enfocada en objetivos poco redituables para nuestro bienestar, a veces puede ser consciente y otras no, motivo por el cual aparece el síntoma. La terapia holística nos facilita herramientas y un estado apropiado para ver lo que no se veía a los ojos de la conciencia, a comprender y reorientar la potencia en función de nuestras necesidades intelectuales, emocionales y biológicas.

El pensamiento holístico, entiende al ser humano como un todo, integrado por cuerpo, mente y emoción. El equilibrio en estos ámbitos nos permite reencontrarnos con nuestra naturaleza esencial y a partir de ese estado de integridad, ser los dueños de nuestra voluntad.

Los bloqueos emocionales producidos por traumas en la infancia generan “sentencias” psicológicas que se traducen en un sinnúmero de problemas y limitaciones en la vida del adulto y en muchos casos síntomas físicos, sin que el adulto sospeche su origen.

Fobias, pánico, melancolía, obesidad, abulia, jaquecas crónicas, y otras enfermedades psicosomáticas, son solo algunas de las complicaciones a tratar con la terapia holística.

Una de las herramientas más utilizadas  en terapia holística es la TERAPIA DE REGRESION, esta herramienta permite que el paciente reviva los sucesos de su infancia desde la mirada adulta de hoy, en donde se produjeron los bloqueos y traumas.

Esta acción permite evacuar la pulsión reprimida, de impotencia, angustia, miedo, etc. que ante la falta de recursos del niño para elaborar la situación, quedo reprimida, inaccesible para la conciencia, olvidada….  y a partir de ese momento se fue traduciendo en síntomas que el adulto padece.

¿Y para que nos sirve?

Conocer el origen del síntoma y revivirlo genera una sanación inmediata y el síntoma desaparece porque ya no hay necesidad de parte de aquel niño herido, de seguir llamando la atención del adulto con ese síntoma.

La terapia holística utiliza diversos recursos para lograr un conocimiento general del estado del alma del consultante (compuesto por su conciencia y su inconsciente) y así poder sanarlo.

La subjetividad de cada persona a sido atravesada por diversas características como lo son la geografía y la cultura de su lugar de residencia, por lo tanto su alma responde a determinados esquemas y a otros no, en base a las creencias de su aparato psíquico.

Teniendo en cuenta esto es que en nuestros cursos de terapeutas holísticos brindamos diversas herramientas para llegar a develar lo mejor posible en universo oculto del consultante y así poder conducirlo a su sanación.

La sanación se efectúa cuando el alma acepta un esquema psicoemocional nuevo que reemplace al anterior impuesto por la cultura o por referentes (gran otro), actuando así sobre el cuerpo, el alma y la mente, abriéndonos nuevos caminos e infinitas posibilidades, ya que el verdadero potencial reside en nuestro interior y una vez desbloqueado, queda a nuestra disposición mejorando enormemente nuestra calidad de vida.